El ser Humano es único e irrepetible, al interrelacionarse y comunicarse con el otro de modo particular marca la diferencia y con ello enriquece el ambiente que habita.
El hombre aparece y se confirma así mismo en el discurso y la acción. Por todo lo anterior es necesario crear unos hábitos y una cultura como parte del ambiente creado por la organización.
Esto sólo se logra con la educación de la persona para vivir en sociedad para caminar al ritmo de los valores.

Por esto la E.S.E Hospital Manuel Uribe Ángel quiere generar una cultura basada en nuestros principios y valores para lograr identidad como empresa, porque sólo con el respeto a la integridad, el bienestar y el propósito de todos, podremos construir una verdadera empresa.

De cada uno de nosotros depende hacer de nuestro lugar de trabajo un escenario bueno para todos. Son nuestras actitudes y comportamientos en el diario vivir y la forma como reaccionamos ante determinadas situaciones, los que generan las relaciones internas de trabajo.

Los invitamos a conocer y poner en práctica el Manual de Convivencia Institucional, con el cual buscamos garantizar una verdadera identidad organizacional, sustentada en los principios, valores y oferta de valor que nos deben identificar porque el HMUA está: Vinculado con la Vida!

Marco Filosófico

En este documento la E.S.E HOSPITAL MANUEL URIBE ÁNGEL DE ENVIGADO construye su modelo de gestión ética por medio del cual procura actuaciones transparentes, justas, leales y eficaces por parte de todos sus servidores y el cual se constituirá en una guía practica que refleje el sentir de cada una de las personas que trabajan con el Hospital en el desarrollo cotidiano de sus funciones, en beneficio de la población usuaria de nuestros servicios.
 
Ética Viene del griego “ethika”, de “ethos”, comportamiento, costumbre, principios o pautas de la conducta humana. Los valores éticos son los principios que ordenan el comportamiento humano hacia la felicidad y el bien. Los valores éticos como la bondad, la justicia, la generosidad, la responsabilidad, la solidaridad, etc., son objetivos y sólo en la medida en que la conducta de los hombres se corresponde con ellos, privada y públicamente, puede hablarse de comportamiento ético. Por eso, toda ética es una propuesta de virtudes. La ética, como una rama de la filosofía, está considerada como una ciencia normativa, porque se ocupa de las normas de la conducta humana.

Por nuestra connotación especial de prestadores de servicios de salud, promovemos una cultura de la vida que tienda a favorecerla desde su concepción hasta su fin natural. Consideramos que los avances científicos deben estar al servicio de la mejora de las condiciones de vida del ser humano que es nuestra razón de ser, nunca para experimentar con él o para destruirle.
 
Pensamos a nuestros servidores como facilitadores de las necesidades de la comunidad a la que nos debemos, para lo cual reivindicamos una cultura de servicio con calidad humana, entregada con honestidad, prudencia, lealtad y compasión.
 
Afirmamos que la actividad profesional es un derecho y un deber. El trabajo dignifica al hombre y es la persona la que da valor al trabajo.
 
Con base en lo anterior, la E.S.E HOSPITAL MANUEL URIBE ANGEL fundamenta su código de ética en las siguientes premisas:
 
En la vida hay que tener metas, propósitos y objetivos y para lograr esto, debemos buscar los medios necesarios; pero para lograr cualquier cosa existen muchos caminos, caminos distintos que pueden llegar a una misma meta, ahí es donde se dan las diferencias entre las personas, el medio para llegar a un fin, son los valores que son los que nos permiten poner en práctica las reglas y las leyes que mueven la sociedad.
 
La institución considera que todos los principios y valores se enmarcan dentro de la ética.
 
Si trabajamos en una empresa donde la relación fundamental es la atención a pacientes, debemos tener claro que este tipo de relación es asimétrica, puesto que el paciente por definición es un ser vulnerable, a veces angustiado, por lo que sólo a partir de la conceptualización del nexo humano que subyace en la relación médico paciente, deben basarse los principios de:
 
Respeto: es el reconocimiento del valor inherente y los derechos innatos de los individuos y de la sociedad.
Honestidad: es una forma de vivir congruente entre lo que se piensa y la conducta que se observa hacia el prójimo, que junto a la justicia, exige en dar a cada quien lo que le es debido. » Compasión: es una forma de compartir y participar de los tropiezos materiales, personales y espirituales que aquejan a los demás, con el interés y la decisión de emprender acciones que les faciliten y ayuden a superar las condiciones adversas.
Lealtad: es un corresponder, una obligación que se tiene al haber obtenido algo provechoso. Es un compromiso a defender lo que creemos y en quién creemos. Por eso el concepto de la lealtad se da en temas como la Patria, el trabajo, la familia o la amistad. Cuando algo o alguien nos han dado algo bueno, le debemos mucho más que agradecimiento.
Prudencia: La prudencia es el valor que nos ayuda o reflexionar y a considerar los efectos que pueden producir nuestras palabras y acciones, teniendo como resultado un actuar correcto en cualquier circunstancia.
 
 
NUESTROS VALORES INSTITUCIONALES, los cuales deben ser los cimientos de nuestra cultura organizacional serán:
Liderazgo: es la capacidad de cada uno de nuestros funcionarios de generar y aceptar positivamente los cambios y desarrollando potencial de un equipo de trabajo enfatizando, en la innovación y comprometiéndose a un objetivo común.
Aprendizaje Continuo: Es el compromiso continuo de cada una de las personas de la organización, de actualizar sus conocimientos para el logro de las metas individuales e institucionales. » Actitud de Servicio: es el placer de servir procurando siempre el bienestar de los usuarios y sus familias.
Responsabilidad:Es asumir el compromiso con el cumplimiento de los objetivos institucionales y las consecuencias de nuestras actuaciones y decisiones
La responsabilidad es fundamental para que funcionemos como personas y para que la sociedad funcione como un todo. Se refiere a cumplir con los compromisos contraídos, por lo que si somos personas responsables, seremos al mismo tiempo personas integras. Día a día tenemos funciones o cosas, las cuales debemos llevar a cabo de una manera responsable, muchas de esas actividades que realizamos afectan a otras personas, por lo tanto es de suma importancia tomar conciencia que debemos ser personas integras y responsables.
Este Código se aplicará a cualquier funcionario o empleado de la E.S.E o de sus entidades contratistas, incluidos los que han sido seleccionados o designados para desempeñar actividades o funciones en nombre del Hospital o a su servicio, en todos sus niveles jerárquicos.
 
El ingreso a la E.S.E implica tomar conocimiento del presente Código y asumir el compromiso de su debido cumplimiento.
 
Consecuente a la misma filosofía del Código de Ética, se dan los lineamientos en materia de convivencia entre clientes internos y externos en el Manual de Comportamiento y Buen Trato, orientada bajo estrictos estándares que aseguren la mayor armonía en las actividades internas y externas de la Institución. Leer Manual de Comportamiento y Buen Trato completo aquí
 
 
NUESTROS VALORES DE INTEGRIDAD

 

Honestidad: Actúo siempre con fundamento en la verdad, cumpliendo mis deberes con transparencia y rectitud, y siempre favoreciendo el interés general.

 

LO QUE HAGO   LO QUE NO HAGO

 

Siempre digo la verdad, incluso cuando cometo errores, porque es humano cometerlos, pero no es correcto esconderlos.

 

Cuando tengo dudas respecto a la aplicación de mis deberes busco orientación en las instancias pertinentes al interior de mi entidad. Se vale no saberlo todo, y también se vale pedir ayuda.

 

Facilito el acceso a la información pública completa, veraz, oportuna y comprensible a través de los medios destinados para ello.

 

Denuncio las faltas, delitos o violaciones de derechos de los que tengo conocimiento en el ejercicio de mi cargo, siempre.

 

Apoyo y promuevo los espacios de participación para que los ciudadanos hagan parte de la toma de decisiones que los afecten relacionadas con mi cargo o labor.
 

No le doy trato preferencial a personas cercanas para favorecerlos en un proceso en igualdad de condiciones.

 

No acepto incentivos, favores, ni ningún otro tipo de beneficio que me ofrezcan personas o grupos que estén interesados en un proceso de toma de decisiones.

 

No uso recursos públicos para fines personales relacionados con mi familia, mis estudios y mis pasatiempos (esto incluye el tiempo de mi jornada laboral, los elementos y bienes asignados para cumplir con mi labor, entre otros).

 

No soy descuidado con la información a mi cargo, ni con su gestión.

 

Respeto: Reconozco, valoro y trato de manera digna a todas las personas, con sus virtudes y defectos, sin importar su labor, su procedencia, títulos o cualquier otra condición.

 

LO QUE HAGO   LO QUE NO HAGO

 

Atiendo con amabilidad, igualdad y equidad a todas las personas en cualquier situación a través de mis palabras, gestos y actitudes, sin importar su condición social, económica, religiosa, étnica o de cualquier otro orden. Soy amable todos los días, esa es la clave, siempre.

 

Estoy abierto al diálogo y a la comprensión a pesar de perspectivas y opiniones distintas a las mías. No hay nada que no se pueda solucionar hablando y escuchando al otro.

 

Nunca actúo de manera discriminatoria, grosera o hiriente, bajo ninguna circunstancia.

 

Jamás baso mis decisiones en presunciones, estereotipos, o prejuicios.

 

No agredo, ignoro o maltrato de ninguna manera a los ciudadanos ni a otros servidores públicos.

 

Compromiso: Soy consciente de la importancia de mi rol como servidor público y estoy en disposición permanente para comprender y resolver las necesidades de las personas con las que me relaciono en mis labores cotidianas, buscando siempre mejorar su bienestar.

 

LO QUE HAGO   LO QUE NO HAGO

 

Asumo mi papel como servidor público, entendiendo el valor de los compromisos y responsabilidades que he adquirido frente a la ciudadanía y el país

 

Siempre estoy dispuesto a ponerme en los zapatos de las personas. Entender su contexto, necesidades y requerimientos es el fundamento de mi servicio y labor.

 

Escucho, atiendo y oriento a quien necesite cualquier información o guía en algún asunto público.

 

Estoy atento siempre que interactúo con otras personas, sin distracciones de ningún tipo.

 

Presto un servicio ágil, amable y de calidad.

 

Nunca trabajo con una actitud negativa. No se vale afectar mi trabajo por no ponerle ganas a las cosas.

 

No llego nunca a pensar que mi trabajo como servidor es un “favor” que le hago a la ciudadanía. Es un compromiso y un orgullo.

 

No asumo que mi trabajo como servidor es irrelevante para la sociedad.

 

Jamás ignoro a un ciudadano y sus inquietudes.

 

Diligencia: Cumplo con los deberes, funciones y responsabilidades asignadas a mi cargo de la mejor manera posible, con atención, prontitud, destreza y eficiencia, para así optimiza el uso de los recursos del Estado.

 

LO QUE HAGO   LO QUE NO HAGO

 

Uso responsablemente los recursos públicos para cumplir con mis obligaciones. Lo público es de todos y no se desperdicia.

 

Cumplo con los tiempos estipulados para el logro de cada obligación laboral. A fin de cuentas, el tiempo de todos es oro.

 

Aseguro la calidad encada uno de los productos que entrego bajo los estándares del servicio público. No se valen cosas a medias.

 

Siempre soy proactivo comunicando a tiempo propuestas para mejorar continuamente mi labor y la de mis compañeros de trabajo.

 

No malgasto ningún recurso público

 

No postergo las decisiones, ni actividades que den solución a problemáticas ciudadanas o que hagan parte del funcionamiento de mi cargo. Hay cosas que sencillamente no se dejan para otro día

 

No demuestro desinterés en mis actuaciones ante los ciudadanos y los demás servidores públicos.

 

No evado mis funciones y responsabilidades por ningún motivo

 

 
 
Justicia: Actúo con imparcialidad garantizando los derechos de las personas, con equidad, igualdad y sin discriminación.

 

LO QUE HAGO   LO QUE NO HAGO

 

Tomo decisiones informadas y objetivas basadas en evidencias y datos confiables. Es muy grave fallar en mis actuaciones por no tener las cosas claras.

 

Reconozco y protejo los derechos de cada persona de acuerdo con sus necesidades y condiciones.

 

Tomo decisiones estableciendo mecanismos de diálogo y concertación

con todas las partes involucradas.

 

No promuevo ni ejecuto políticas, programas o medidas que afectan la igualdad y la libertad de personas.

 

No favorezco el punto de vista de un grupo de interés sin tener en cuenta a todos los actores involucrados en una situación.

 

Nunca permito que odios, simpatías, antipatías, caprichos, presiones o intereses de orden personal o grupal interfieran en mi criterio, toma de decisión y gestión pública.